Viernes, 23 de diciembre del 2022 · Publicado a las 11:20

Saliendo del jardín infantil: recomendaciones para iniciar la transición de niñas y niños a la escuela

Escrito por:
  • Compartir

Durante las próximas semanas, niñas y niños serán los protagonistas de un hito clave en su proceso de crecimiento y desarrollo: es el momento de decir “adiós” al jardín infantil, despedirse de quienes fueron sus compañeras/os de juegos y del equipo que los acompañó en sus primeros años de vida, para dar paso a su etapa escolar.

Esto, además, representa un desafío tanto para las comunidades educativas como para las familias, quienes pueden organizar, en conjunto, una celebración que responda a las características de los niños y niñas, respetando sus intereses. Por ejemplo, que el hito considere el juego, actividades familiares, que sea breve, con el foco en el niño/a y no en los adultos.

En el ámbito familiar, este proceso de transición tampoco es fácil, ya que se deja un lugar conocido, seguro, confortable y en el que, a lo largo de los años, se ha construido una relación de confianza, para transitar a un nuevo espacio educativo que presentará nuevos desafíos.

Para la Directora Ejecutiva de Fundación Integra, Nataly Rojas Seguel, es clave que “los equipos educativos transmitan a las familias que el egreso del jardín infantil es una celebración donde las niñas y niños son los principales protagonistas de sus aprendizajes y desarrollo. Ante esto, lo ideal es definir, en conjunto, qué elementos se considerarán para que esta experiencia sea positiva, siempre recordando que esta instancia es la despedida del jardín para continuar en otros niveles educativos, por lo tanto, no correspondería, por ejemplo, denominarla graduación”.


MÁS CERCA DEL COLEGIO: PREPARANDO LA TRANSICIÓN

Así como la ceremonia de egreso del jardín infantil debe responder a características especiales que permita a niñas y niños sentirse seguros y cómodos, el equipo pedagógico debe considerar este tránsito a la escuela como parte de su planificación. Esto, se puede traducir en la implementación de estrategias y acciones, que permita mostrar a las familias la importancia del proceso que vivirán en poco tiempo y los cambios que experimentarán.

Hacer que niñas y niños expresen a través de dibujos lo que imaginan que será la escuela, preparar una canción o incentivar que las y los párvulos realicen “obsequios” para sus nuevos compañeros/as, son algunas ideas que se pueden implementar en el jardín e incluso ser extensivas a los hogares. También se pueden incluir iniciativas como gestionar con el futuro establecimiento un video de bienvenida o generar encuentros donde se intercambien experiencias con las y los apoderados de la escuela.

“Todas las acciones que se realicen para comenzar a vincular a las niñas y niños con su nuevo establecimiento, deben ser planificadas, comunicadas e implementadas, si es posible, en conjunto con las familias, lo que permitirá fortalecer su rol como primeros educadores y, sobre todo, sentar las bases para favorecer la autoconfianza de niñas y niños ante este nuevo proceso”, concluyó la Directora Ejecutiva de Fundación Integra.

Fundación Integra, con 32 años de experiencia, es uno de los principales prestadores de educación parvularia en el país, con más de 1.200 jardines infantiles y salas cuna gratuitos, a los que asisten más de 85 mil niños y niñas en todo Chile.

  • Compartir